05 enero 2008

Déjame soñar



Déjame que sueñe como la última vez, con la playa y el mar, con el viento marino ondeando tu pelo, con un abrazo tan retorcido que impedira que volvamos a poner entre nosotros la distancia que hace de mis días los más largos de mi vida. Salta ballena, salta.

No hay comentarios: